Monumentos megalíticos en España

Complejo Búbal Formigal 3000 - Inicio Qué hacer Monumentos megalíticos en España
Buscar alojamiento

Tipo Apartamento
Cantidad
Distribución 1

Monumentos megalíticos en España

  • Corona de los Muertos monumentos megaliticos en espana
  • Dolmen de Las Guixas monumentos megaliticos en espana
  • Dolmen de Santa Elena monumentos megaliticos en espana

Información

Nuestro país esconde un enorme y valioso patrimonio histórico y cultural, que además está lleno de sorpresas. ¿Sabías que el Pirineo Aragonés posee un importante conjunto de construcciones megalíticas con más de 8.000 años de antigüedad? Se localizan sobre todo en los valles de Hecho y Ansó, del Aragón y de Tena.

Estos espectaculares monumentos se levantaron en piedra entre el Neolítico y la Edad de Bronce y se han relacionado con el mundo funerario y religioso de nuestros antepasados. Existían principalmente dos tipos de megalitos, menhir y dolmen, que se agrupaban de diferentes formas según el objetivo deseado.

Si estamos despertando tu curiosidad y te estás preguntando para que servían exactamente los dólmenes y los menhires, no dejes de leer. Te vamos a desvelar ese dato y muchos otros, muy interesantes.

Los dólmenes (dos piedras verticales y otra colocada en horizontal sobre ellas) eran tumbas colectivas, en las que se enterraba a los difuntos de una comunidad. Respecto a los menhires (grandes piedras alargadas, colocadas en vertical), los expertos aseguran que eran “antenas de recepción y transmisión de fuerzas” y que “fijaban el alma de los fallecidos”.

Si quieres conocer mejor esta curiosa arquitectura megalítica, solo tienes que organizar una escapada al Pirineo Aragonés. Un reciente inventario arqueológico realizado por el Gobierno de Aragón recoge más de 70 monumentos megalíticos en la comunidad, la mayoría de ellos en valles pirenaicos. Te recomendamos a continuación un interesante y completo recorrido que se puede realizar para viajar miles de años atrás en la historia de Aragón y conocer los megalitos más importes.

1.Valles de Hecho y Ansó

Entre ambos valles se encuentra el conjunto megalítico de Guarrinza, uno de los más destacados por la cantidad de monumentos que suma. Se sitúa entre Aguas Tuertas y Selva de Oza, a entre 1.200 y 1.444 m de altura. Merece la pena especialmente la excursión hasta el dolmen de Aguas Tuertas, por el estupendo estado de conservación que presenta y por el precioso paisaje que lo rodea.

Muy cerca, en la Selva de Oza, se encuentra el interesante yacimiento de la Corona de los Muertos. “Escondidos” en una preciosa arboleda, alberga más de 120 círculos de piedra, que según se cree, corresponden a fondos de cabañas y se construyeron en diferentes épocas de la Prehistoria (desde el Neolítico hasta la primera Edad del Hierro).

Pero para comprender mejor todas estas construcciones, recomendamos visitar el Centro de Interpretación del Megalitismo Pirenaico y de la Val d'Hecho; que mediante proyecciones, reproducciones y paneles interpretativos nos acerca al enigmático mundo del megalitismo. Además, en este espacio se pueden admirar los restos arqueológicos encontrados en el yacimiento, como puntas de flecha de sílex con 9.000 años de antigüedad. Este centro permanece abierto todo el año, e incluso ofrece rutas guiadas a diferentes megalitos (desde 3 euros por adulto y 2 euros por niño).

2. Valle del Aragón

En esta zona, el principal conjunto megalítico se encuentra en Villanúa y está formado por los dólmenes de las Güixas, de Letranz y de Diezcapanas o las Tres Peñas, situados en un radio de solo 7 kilómetros.

El dolmen de Diezcapanas (o de las Tres Peñas) nos permite conocer mucho más del pasado de lo que nos imaginamos, ya que solo su nombre nos indica que probablemente hace miles de años hubo cabañas de pastores en la zona, concretamente, “10 cabañas”. El megalito se encuentra en un bonito paraje, al que se puede acceder fácilmente a pie por una ruta de aproximadamente 50 minutos.

El dolmen de Las Güixas también tiene un gran interés, ya que es uno de los mejores conservados del Alto Aragón. Todavía se puede apreciar una cámara funeraria completa, el dolmen (piedras laterales y cubierta) y parte del túmulo (tierra y piedras) que lo cubría. Cabe destacar además, que esta construcción megalítica se encuentra muy cerca de la misteriosa cueva de Las Güixas y que se puede acceder a ella sin dificultad tomando el Camino de Santiago y dando un agradable paseo de unos 15 minutos.

Por último, también caminando, pero por la pista de Collarada, encontramos el dolmen de Letranz. No cuenta con grandes dimensiones, aunque sí impresiona por su buen estado de conservación y el bonito entorno en el que se encuentra.


3. Valle de Tena

En este valle es digno de visitar el dolmen de Santa Elena, al que se accede por el mismo camino que lleva a la ermita con el mismo nombre (a 5 km de Biescas). Este es el único caso en el que el megalito que visitamos no es el original, ya que este conjunto estaba formado realmente por dos dólmenes, que lamentablemente se destruyeron durante la Guerra Civil. El que hoy vemos, fue reconstruido en los años setenta.

Esperamos que este post te haya ayudado a conocer qué son los monumentos megalíticos y, sobre todo, donde encontrar importantes muestras de ellos. Prepárate para viajar miles de años en el tiempo y descubrir todos los secretos de nuestros antepasados en el Pirineo. El alojamiento lo tienes asegurado en Residencial Búbal (cerca de todas las construcciones megalíticas mencionadas), solo necesitas la mochila y las botas ¿Preparado?