Arte románico en Aragón

Complejo Búbal Formigal 3000 - Inicio Qué hacer Arte románico en Aragón
Buscar alojamiento

Tipo Apartamento
Cantidad
Distribución 1

Arte románico en Aragón

  •  arte romanico en aragon_ romanico aragones
  •  arte romanico en aragon
  •  arte romanico en aragon

Información

Por todos es sabido que el Pirineo Aragonés esconde un espectacular Patrimonio Natural. Sus montañas, lagos, bosques, prados y pueblecitos conforman paisajes inigualables que nos transportan a otro mundo. Lo que muchos no saben es que el Pirineo Aragonés también esconde un valiosísimo patrimonio monumental y arquitectónico.

Aragón abarca una gran muestra del arte románico existente en España; y es importante destacar que este románico aragonés no solo destaca por su abundancia y belleza, sino también por las características que presenta y por su buen estado de conservación.

Diez siglos después de que fueran erigidos, hoy todavía se pueden visitar numerosos castillos, catedrales, monasterios e iglesias de estilo románico en Aragón. De hecho, dos de las principales joyas del arte románico en España se encuentran en el Pirineo Aragonés, a muy pocos kilómetros de Residencial Búbal. Efectivamente, nos referimos a la Catedral de Jaca y al Monasterio de San Juan de la Peña.

La Catedral de Jaca se considera uno de los edificios más importantes del primer románico español. Se comenzó a construir en 1077, año en el que Jaca recibió fueros y la categoría de ciudad y año en el que se convirtió en la capital del Reino de Aragón y, con ello, en sede episcopal. Esta catedral nació como un templo románico y se levantó en dos fases, aunque poco a poco se fueron añadiendo dependencias que se hicieron necesarias y de fue modificando su estructura original. Por supuesto, al visitarla hoy en día se pueden apreciar los elementos básicos de un templo románico, como planta, ábside meridional, decoración, etc. Se realizan visitas guiadas a la Catedral de Jaca de lunes a sábado, a las 11:00 y las 17:00 horas. La duración es de 45 minutos y el precio de 2,5 euros.

Por su parte, el origen del Monasterio de San Juan de la Peña data del siglo X, cuando fue refugio de las comunidades cristianas frente a los musulmanes. A finales de este siglo se destruyó y se volvió a levantar. El resultado es un templo con varios estilos superpuestos, entre los que se pueden apreciar una iglesia y un claustro que se consideran una joya única del románico aragonés. En temporada de invierno (1 de noviembre-28 de febrero), el monasterio se puede visitar de domingo a viernes por las mañanas y sábados hasta las 17:00 horas.; en primavera, verano y otoño se puede visitar de lunes a domingo, en horario de mañanas y de tardes. La entrada general cuesta 7 euros (gratis para menores de 6 años) e incluye la visita a la iglesia de Santa María de Santa Cruz de la Seros. Hay disponibles visitas guiadas, pero sin un horario preestablecido, se irán realizando conforme se vayan formando grupos.

En la zona de la jacetania se pueden apreciar muchas otras muestras del arte románico aragonés, como el puente de San Miguel y el sarcófago de Doña Sancha (en Jaca) o las iglesias de Santa María de Iguacel (al fondo del valle de la Garcipollera, con acceso desde Castiello de Jaca), San Adrian de Sasabe (en Borau), San Caprasio y Santa María (ambas en Santa Cruz de la Seros).

La muestra de arte románico aragonés continúa en el Alto Gállego, donde las iglesias conocidas como serrablesas se convierten en las principales protagonistas. Se trata de un conjunto de iglesias medievales románicas (y mozárabes), que se construyeron entre los siglos X y XVI y que presentan unas características artísticas muy peculiares e interesantes. El conjunto fue declarado de interés histórico-artístico nacional ya en 1982 y, solo entorno a nuestro complejo Residencial Búbal (en el Valle de Tena), se pueden visitar más de una decena de estas iglesias románicas.

Muchas de ellas han sido reconstruidas o rehabilitadas por la Asociación Amigos de Serrablo, que además ha tratado de darlas a conocer y de ponerlas en valor. Esta asociación propone cinco rutas para conocer las iglesias serrablesas:

Ruta 1, Serrablo Meridional: incluye las iglesias de Rapún, Arto, Orna de Gállego, Latre, Javierrelatre y Lasieso.

Ruta 2, La Guarguera: cuenta con las iglesias de Belarra, Ordovés, Artosilla, Arruaba y Cerésola.

Ruta 3, El curso del río Basa: visita las iglesias de Sardas, Isún, Allué, Yebra de Basa, San Julián y Orús.

Ruta 4, Por tierra de Biescas: contempla los templos de Biescas, Espierre, San Pelay de Gavín, Gavín y San Bartolomé de Gavín.

Ruta 5, Serrablo Septentrional: incluye las iglesias de Orós Bajo, Oliván, Susín, San Juan de Busa, Lárrede, Satué, Latas y Sorripas.

Muchas de estas iglesias románicas permanecen siempre abiertas, por lo que tú mismo puedes organizar tu ruta y decidir cuándo y cómo visitarlas. Algunos ejemplos son la de Oliván, la de San Juan de Busa, la de Allué o la de Ordovés. En otros casos, la llave la guarda alguna persona o asociación de cada localidad y simplemente hay que solicitársela, como ocurre en Gavín, Orós Bajo, Satué o Rapún.

Si prefieres una visita guiada, en la que recibirás todo tipo de información y detalles y podrás resolver todas tus dudas, te recomendamos las organizadas por la Comarca del Alto Gállego. Por el momento, están programadas para cada sábado hasta el 9 de junio de 2018 y en ellas un guía te mostrará los secretos de las iglesias de Lárrede, San Juan de Busa y Oliván. De diciembre a marzo se realizarán en horario de 16:00 a 18:00 horas y de abril a junio, de 11:00 a 13:00 horas. Esta ruta tiene una duración aproximada de dos horas y un precio de 2 euros por persona (menores de 12 años gratis). Los grupos pueden ser de un máximo de 25 personas y, no es imprescindible, pero se recomienda reservar plaza enviando un email a iglesiasdeserrablo@gmail.com.

Elijas la ruta de las iglesias que elijas y visites las que visites, podrás admirar las características del románico y disfrutar del maravilloso entorno que las rodea.  Además, podrás completar tu visión del románico aragonés visitando el Museo Diocesano de Jaca, donde se exponen numerosas pinturas murales que decorabas iglesias y ermitas de la diócesis de Jaca y que se extrajeron en la década de 1960.

Con esta información esperamos que, si te estabas preguntando qué ver en Aragón o qué hacer en el Pirineo Aragonés, se haya resuelto tu duda. Solo tienes que elegir las fechas y empezar a preparar tu escapada, ¡nosotros te ayudamos con el alojamiento!